Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

 

 

Otros Enlaces:

 

Referencias Bíblicas


 

La razón de ser de este ministerio, es poder proveerle a las personas un refrigerio espiritual durante su momento de crisis y recuperación.  Si padeces de fobia social,  queremos que sepas que no estás soloDios está contigo en todo momento y no te va a abandonar en estos tiempos de enfermedad.  Tú eres de mucho valor y estima para El.  No dudes de Su poder y de lo que El puede hacer por tu salud.

Si conoces a alguien que sufre de esta condición, te exhortamos a que apoyes a esa persona especial en tu vida a través de la oración, del amor, la comprensión y de la Palabra de Dios, la cual siempre nos da una respuesta a nuestras situaciones e inquietudes en nuestras vidas.

Más adelante, te presentaremos una muestra de las muchas formas en que Dios habla a nuestras vidas a través de su Palabra, la Biblia, para fortalecernos y consolarnos a través del Espíritu Santo. No olvides, que para aumentar nuestra fe en Jesús es necesario fomentar la oración como el arma más poderosa para nuestra recuperación.  Orar es hablar con Dios.  Conversa con él como si fuera tu mejor amigo, exprésale tus sentimientos, frustraciones y preocupaciones, y te garantizo, que El, en su infinita misericordia y amor por ti, te sanará de tu condición y te devolverá la salud perfecta y completa que tanto anhelas.

En cambio, si todavía no has conocido a Jesús como tu único Salvador personal, este es el momento para que ores a Dios y te perdone todos tus pecados por medio de la muerte de Jesús en la cruz, y para que el Espíritu Santo entre a morar en tu vida y tu corazón.  Este es el primer paso para la sanidad que tanto esperas y deseas disfrutar. Lee la siguiente oración con todo tu corazón y genuinamente:

Dios bendito, Dios bueno, Dios de infinita misericordia y amor. Me postro delante de tu altar con mi corazón contrito y humillado, para que tengas misericordia de mí.  Señor, reconozco que soy un pecador, que necesito de Ti y de tu gracia para poder alcanzar la salvación de mi alma y espíritu.  Senõr, en estos momentos reconozco a Jesús como mi único Salvador personal. Padre, perdona todos mis pecados, lávame con la sangre que Cristo Jesús derramó en la cruz del Calvario por mí y séllame con tu Espíritu Santo.  Escribe mi nombre en el Libro de la Vida.  Desde este momento, pertenezco sólo a ti Señor.  Dame la salud que tanto necesito y espero.  Sana todas mis dolencias.  En Ti creo y en Ti confío en que por tu infinito amor por mí, será hecho.  En el nombre de Cristo Jesús te he orado, Amén.


Te felicito por el paso más importante y trascendental que acabas de hacer en tu vida.  Créeme que no te arrepentirás de haber tomado la mejor decisión.  Para comenzar tu nueva vida de fe, te presento algunos textos bíblicos que pueden ayudarte a comenzar tu proceso de sanidad interior, y tu recuperación total.  No olvides, que es necesario también complementarlo con tu visita a un pisiquiatra de confianza  y seguir su tratamiento.  Recuerda, que la medicina y la ciencia también fueron creadas por Dios para nuestra salud.

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. (Mateo 7:7-8)

Quise comenzar con este texto para que empiezes a pedir por tu sanidad; a recuperarte de tu condición.  Pídele a Dios que comience a llenarte de confianza en ti mismo al momento de socializar.  Dios te ama incondicionalmente, El no te va a rechazar, y mucho menos te va a hacer caer en vergüenza. Dios quiere que seas una persona libre, que puedas compartir con otras personas, porque recuerda, que JESUS está en el prójimo. 

Por tanto, recibíos los unos a los otros, como también Cristo nos recibió, para la gloria de Dios. (Romanos 15:7)

Este texto nos confirma una vez más que el ser humano fue creado, y tiene la capacidad para relacionarse con otros.  Fuimos diseñados para vivir interdependientemente.  Comienza a creer en tí mismo; en que puedes relacionarte con los demás.  No olvides ser siempre TU MISMO, ya que Dios te creó tal y como eres, y El te encuentra como su más grande y valiosa obra maestra. 

Pero de los que tenían reputación de ser algo (lo que hayan sido en otro tiempo nada me importa; Dios no hace acepción de personas)... (Gálatas 2:6)

Si por alguna razón, te resulta difícil relacionarte con otros pensando en lo que fuiste o lo que hiciste, quiero darte la buena noticia de que, no importa lo que hayas sido o hecho, eres valioso e importante para Dios.  Pídele perdón a Dios, a través de la oración por medio de Jesús, y comienza a creer que eres una persona digna, como los demás.  Cuando comiences a relacionarte con otros mostrándote confiado, sintiéndote perdonado por Dios, vas a comenzar a actuar libre y espontáneamente, y la gente va a aceptarte tal y como eres.  No tienes que pensar que serás humillado o rechazado.  Recuerda que JESUS ya pagó tu humillación y rechazo por TI en la Cruz del Calvario.

...el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria Suya...(Filipenses 3:21)

Acabas de tener la confirmación de que toda situación embarazosa, vergonzosa y humillante que hayas pasado JESUS la tomó por TI.  Tú no tienes que llevarla.  Comienza a sentirte valioso, agradable ante los demás.  Vence tu miedo de conocer gente nueva y de compartir.  Muy pronto comenzarás a ver los resultados.

Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé... (Isaías 43:4)

JESUS es tu mejor amigo.  El desea lo mejor para ti.  El quiere que seas feliz, que puedas llevarte bien con todo el mundo y que puedas vivir una vida plena y abundante.  No olvides, que El te ve con buenos ojos, por lo tanto, eres digno.  Valórate mucho a ti mismo, y cuando comiences a proyectar eso en ti, los demás lo percibirán y se acercarán a ti.  Tampoco puedes olvidarte de pedirle a Dios en oración, que te libere de tus temores y ansiedades al momento de socializar.

...(porque estimado seré en los ojos de Jehová, y el Dios mío será mi fuerza). (Isaías 49:5)

Piensa que Dios te dará las fuerzas para poder socializar saludablemente con otras personas.  Empieza con un grupo pequeño, en el cual te puedas comenzar a sentir cómodo.  Recuerda analizar los gustos, intereses de las demás personas y trata, en lo más posible, de comenzar a hacer un círculo de amistades que vayan de acuerdo con tus gustos, intereses y forma de pensar.  No es tan importante la cantidad, sino la calidad de tus amistades.  Que sobre todas las cosas, te aprecien y acepten tal cual eres.  Esos son los verdaderos amigos.

 

[Apoyo] [Otros Factores] [Referencias Bíblicas]  

[Testimonio Personal] [Grupos de Apoyo]

 


                                           [Página Principal ] [Depresión ] [Pánico] [Ansiedad] [Obsesivo/Compulsivo] [Estrés Postraumático]

                                                                                                               [Fobia Social] [Bipolar ] [Testimonios] [Eventos]

                                   Oprima aquí       si le interesa ver quiénes forman parte de este ministerio.

                                             Si esta página ha sido de bendición para su vida, escríbanos sus comentarios a renacer_en_jesus@hotmail.com.
                                            
Copyright © 2001-2002 Renacer en Jesús
                                         Ultima Revisión: 20-Sep-2002