Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

 

 

Otros Enlaces:

 

  Fobia Social

 

Permanezca el amor fraternal. No os olvidéis de la hospitalidad. (Hebreos 13:1)


Introducción

Podemos comenzar a explicar el Trastorno de Fobia Social  como que es algo más que timidez.  Se define como un temor y ansiedad de forma excesiva y exagerada ante situaciones sociales, a tal punto, que interfiere con la vida diaria de quien padece la condición.  En muchos casos la persona puede llegar a sentirse enfermo debido a la severa preocupación por enfrentar una situación ante los demás.

Es totalmente normal y natural que un ser humano experimente timidez y se cohíba frente a algunos eventos sociales, como cuando vas a una entrevista de trabajo, o dar una conferencia en público, o salir con una persona por primera vez.  En esos momentos la persona experimenta ansiedad, los latidos del corazón aumentan, las manos comienzan a temblar o a sudar y puedes sentir una sensación de "hormigueo" en el estómago.  Sin embargo, estos síntomas que se experimentan son temporeros una vez pasa la situación.

Uno de los indicativos principales al momento de evaluar si una persona sufre del Trastorno de Fobia Social es que la persona que lo padece se ve limitada en su estilo de vida, y la persona puede estar totalmente consciente de esa limitación.  Las personas con esta condición muchas veces pierden buenas amistades, oportunidades de empleo y crecimiento personal y/o profesional.

Cabe señalar, que muchas personas tienden a sobrellevar la condición de fobia social utilizando drogas o alcohol.  Existe una relación bastante directa entre personas que beben o se drogan y que sufren el Trastorno de Fobia Social (una cuarta parte). Aunque ayuda en "cierta forma" a sobrellevar la situación, esto repercute en otros problemas como los son el alcoholismo o la drogadicción.

Estadísticas

El Trastorno de Fobia Social es el tercer trastorno psiquiátrico más común  en los Estados Unidos. Una (1) de cada (8) personas sufre de esta condición sin tan siquiera saberlo.  Sabemos que miles de personas en Puerto Rico experimentan algunos o todos estos síntomas sin tener un conocimiento claro de lo que les ocurre.

La fobia social afecta a personas de todas las edades. En muchos casos comienza desde temprano en la niñez, aunque no hay una edad específica para comenzar a sufrir de la condición.  Afecta a hombres y mujeres por igual.  Tampoco discrimina en términos de raza, religión y grupos étnicos.

Síntomas

El Trastorno de Fobia Social  puede ser diagnosticado por un profesional de la salud mental, como un psiquiatra.  Es importante señalar que solamente un profesional de la salud mental puede hacer un diagnóstico exacto y ayudarlo a recuperarse de esta condición.

Recuerde que por lo menos tres (3) de estos síntomas deben estar presentes.  Entre los síntomas más comunes se encuentran:

Temor extremo a conocer gente nueva

Temor extremo a que pueda ser evaluado por otros

Evasión total de un evento social (Aislamiento)

Ansiedad intensa o temor extremo frente a un grupo de personas

Rubor en las mejillas

Sudor excesivo

Estremecimiento

Temblores, tensión muscular

Voz temblorosa

Palpitaciones aceleradas del corazón 

Ansiedad

Resequedad en la boca

Sensación de que todos tienen su mirada puesta en usted

Temor a sentir vergüenza o ser humillado

Causas

Se han realizado muchas investigaciones relacionadas a la fobia social, sin embargo no se ha determinado aún una sola causa para que surja.  Algunos expertos indican que exstien factores biológicos y psicológicos envueltos en la persona que padece la condición.

Muchos profesionales de la salud mental opinan que la fobia social puede surgir a través de la genética. La misma puede heredarse de parientes directos, como de padres a hijos.  También puede surgir luego de una situación embarazosa del pasado.

En las últimas investigaciones que se han realizado se ha determinado que la fobia social surge a consecuencia de un desbalance químico en el cerebro, por lo cual ya se cataloga como una condición médica al igual que la diabetes y la hipertensión. Este desbalance químico se debe a una distribución deficiente de una sustancia llamada serotonina a través de las neuronas o células cerebrales.  Los síntomas de fobia social, así como otras condiciones de estados de ánimo (trastornos de pánico, trastorno de ansiedad, trastorno de estrés postraumático, depresión, trastorno obsesivo/compulsivo) surgen cuando esta sustancia neurotransmisora no se distribuye adecuadamente a través de los nervios en el cerebro.

Tratamiento

Gracias a las investigaciones y avances de la medicina, el Trastorno de Fobia Social ya se puede catalogar como una condición tratable, y en muchos casos, la persona que lo sufre puede recuperarse totalmente y volver a tener una vida plena y normal.  Existen varias alternativas de medicamentos antidepresivos - que no son adictivos ni crean dependencia - los cuales ayudan a que la serotonina vuelva a distribuirse adecuadamente a través de las células nerviosas del cerebro.  Estos medicamentos se conocen como Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina (SSRI’s por sus siglas en inglés).  Entre las marcas más reconocidas y recomendadas se encuentran: Zoloft, Paxil y Zyprexa, entre otras.  

Es necesario hacer énfasis de que el tratamiento para combatir la condición es un proceso a largo plazo. La persona que sufre de fobia social comenzará a sentir una mejoría considerable entre cuatro (4) a seis (6) semanas luego de comenzar a tomar sus medicamentos y de visitar regularmente a su psiquiatra para su psicoterapia.  En muchos casos, los pacientes necesitarán ingerir sus antidepresivos entre seis (6) meses a un (1) año.  Existen casos en los cuales el médico sugiere que el paciente siga ingiriendo sus medicamentos entre cuatro (4) a nueve (9) meses después de que la persona se recupere totalmente para evitar una recaída.

Es importante señalar que además del tratamiento médico con antidepresivos, es sumamente necesario combinar los medicamentos con la psicoterapia, tanto individual, como grupal para que los resultados y la recuperación sea más rápida y exitosa.  Tampoco podemos pasar por alto la ayuda y apoyo espiritual que un sacerdote, pastor y/o ministro puede proveerle durante el proceso de recuperación.  Una actitud y mentalidad positiva, junto con una buena dosis de fe pueden hacer la diferencia para una recuperación total y completa.  

Existe otra alternativa para la recuperación del Trastorno de Fobia Social.  La misma se conoce como Terapia Congnoscitiva de Comportamiento (CBT por sus siglas en inglés).  Consiste en una terapia especial que sirve de herramienta para ayudar a las personas a entender mejor su condición y poder manejarla adecuadamente.

Existen terapias, junto con su psiquiatra, que ayudan a la persona que padece de fobia social a ir adquiriendo la auto-confianza y seguridad que necesita ante una situación de índole social.  Se les enseña a los pacientes cómo hacer contacto visual con otra persona, hablar más alto y claro, a saludar y despedirse de la gente.  En muchos casos, el terapeuta hace un tipo de "ensayo" de ciertas situaciones sociales con sus pacientes, para que comiencen a reaccionar de forma adecuada.

 

[Apoyo] [Otros Factores] [Referencias Bíblicas]  

[Testimonio Personal] [Grupos de Apoyo]


                                           [Página Principal ] [Depresión ] [Pánico] [Ansiedad] [Obsesivo/Compulsivo] [Estrés Postraumático]

                                                                                                               [Fobia Social] [Bipolar ] [Testimonios] [Eventos]

                                   Oprima aquí       si le interesa ver quiénes forman parte de este ministerio.

                                             Si esta página ha sido de bendición para su vida, escríbanos sus comentarios a renacer_en_jesus@hotmail.com.
                                            
Copyright © 2001-2002 Renacer en Jesús
                                         Ultima Revisión: 20-Sep-2002